La calidad de una proyección depende de muchas cosas y no solo del dispositivo. La habitación, lo luminosa que esta sea o sus características pueden definir si la imagen se verá correctamente o si es posible mejorarla. Sin embargo, hay un detalle capaz de marcar la gran diferencia entre todas las opciones: la superficie donde se proyecta el contenido.

Una pantalla para proyector puede cambiar por completo la forma en la que experimentas lo que estás viendo.

Más vendido
Powerextra Pantalla de Proyector 120 Inch 16: 9 HD Plegable Antiarrugas...
Enrrollable
Phoenix Technologies Pantallas de videoproyeccion (2 x 2m)
Especial exterior
Vamvo Pantalla de Proyector HD para Interiores y Exteriores - 120 Pulgada -...
Pantalla
Pantalla Powerextra
Pantalla Phoenix Technologies
Optoma HD27e
Dimensiones
266 x 150 cm
200 x 200 cm
266 x 150 cm
Pulgadas
120 pulgadas
112 pulgadas
120 pulgadas
Relación de aspecto
16 : 9
1 : 1
16 : 9
Más vendido
Powerextra Pantalla de Proyector 120 Inch 16: 9 HD Plegable Antiarrugas...
Pantalla
Pantalla Powerextra
Dimensiones
266 x 150 cm
Pulgadas
120 pulgadas
Relación de aspecto
16 : 9
Enrrollable
Phoenix Technologies Pantallas de videoproyeccion (2 x 2m)
Pantalla
Pantalla Phoenix Technologies
Dimensiones
200 x 200 cm
Pulgadas
112 pulgadas
Relación de aspecto
1 : 1
Especial exterior
Vamvo Pantalla de Proyector HD para Interiores y Exteriores - 120 Pulgada -...
Pantalla
Optoma HD27e
Dimensiones
266 x 150 cm
Pulgadas
120 pulgadas
Relación de aspecto
16 : 9

Características de las pantallas para proyector

Hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de adquirir una pantalla para proyector. Las características que poseen te ayudarán a conocerlas en profundidad y a seleccionar la que mejor se ajusta a tus necesidades.

En primer lugar, hay que tener en cuenta el tamaño de la pantalla. Nuestra oferta abarca desde pantallas pequeñas hasta otras que superan las 150 pulgadas de forma que permiten adecuarse a las dimensiones de la imagen que proyecta el dispositivo y al espacio del que dispongas en casa.

También es importante el material de fabricación. Aunque la más común es la pantalla de tela, habitualmente de color blanco, también se pueden encontrar de plástico, de fibra de vidrio o de cristal, entre otros.

Otro aspecto que merece atención es la llamada relación de aspecto o la proporción que guardan el ancho y el largo de las imágenes estáticas o en movimiento, en este caso, de las pantallas. Para saber por cuál decantarse hay que considerar la resolución del proyector. De la relación 1:1 y de la 4:3 resulta una imagen cuadrada. El formato 16:10 es apto para resoluciones de 1280 x 800 y de 1920 x 1200. Cuando se trata de resoluciones más avanzadas, como es el caso de Full HD, HD Ready o 4K, el 16:9 es la mejor opción.

Una de las variables más importantes es la ganancia, la responsable del rendimiento de la pantalla y de la forma en que las imágenes se vean en ella. Básicamente, determina cuánta luz va a reflejar por lo que es necesario elegir una pantalla que se adapte a tus necesidades y que no afecte la calidad de la proyección. A este respecto, es recomendable considerar una pantalla para proyector Apollo o una pantalla para proyector Ambato ya que ambas prestan especial atención al cuidado de la imagen que proyecta asegurando así una experiencia que pone en valor los colores y el movimiento. Por su parte, los modelos de pantalla para proyector BenQ son ideales para la realización de presentaciones laborales o para el entretenimiento en casas y viajes.

Por otro lado, es igualmente importante saber elegir entre los diferentes tipos de pantallas que ofrece el mercado: las portátiles, las fijas y las motorizadas. Muchas de ellas incluyen accesorios como una pantalla para proyector con trípode. La mayoría incorporan, además,  control remoto o mando a distancia.

Antes de adquirir la pantalla, es esencial sopesar cuáles son las características del proyector que ya tienes o que planeas comprar para confirmar que tu elección satisface  tus necesidades o las condiciones bajo las que la proyección debe hacerse para mantener una buena calidad y concederte una experiencia de cine profesional.

Ventajas y uso de las pantallas para proyector

Hay varias razones por las que adquirir una pantalla te va a resultar muy beneficioso. En primer lugar, dispondrás de una superficie específicamente hecha para recibir una proyección que garantiza la calidad de esta actividad.

En segundo, tendrás la posibilidad de contar con la pantalla para lo que sea que la precises dada su portabilidad y facilidad en el traslado.

Además, una pantalla de proyector debidamente cuidada puede durar mucho tiempo haciendo que sea una buena inversión a largo plazo.

En cuanto a su uso, estas pantallas son bastante populares y es frecuente verlas en escuelas, universidades, empresas y demás organizaciones. También se encuentran cada vez más habitualmente en muchas casas donde cada vez llama más la atención tener un proyector y emplearlo de manera adecuada para aprovechar toda su capacidad y no perderte ningún detalle de lo que se está viendo.

Inconvenientes

Las pantallas para proyectores tienen muchas ventajas pero, como todo producto, también pueden presentar inconvenientes. Uno de ellos es la instalación. Es posible que algunos modelos requieran aberturas en las paredes, lo que puede ser un poco engorroso y, en ciertos casos, costoso.

También puede ocurrir que, al cambiar de proyector, el modelo nuevo tenga características que no se adapten al tipo de pantalla que ya posees. Para subsanar este inconveniente solo hay que estar pendiente de los atributos de ambos productos, buscar y elegir teniéndolas en consideración.

Los proyectores son dispositivos que cuentan con la capaidad de ampliar la imagen. Para que la reoslución sea de la máxim calidad es importante contar con los accesorios y complementos necesarios para disfrutar al máximo el producto que tienes en casa.

En nuestra tienda puedes conseguir una pantalla para proyector que satisfaga tu demandas y con una calidad óptima que permita visualizar los contenidos de tu interés en tamaño, color y brillo insuperables.